Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta la siguiente política de privacidad. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.
Blog del club

Blog del club

Buenos hábitos para una vida sana

Llevar una vida saludable no es difícil si se sientan unas sencillas bases que aportarán bienestar a tu vida. Lo importante es adquirir hábitos vinculados al deporte y a la alimentación que ayudarán a sentirse mejor en el día a día.

Esther Herrero, técnica en Dietética y Nutrición, especialista en nutrición en el deporte y colaboradora directa de Cap Vermell Country Club y Hedonist Club, nos da las claves.

 

- Agua, agua y más agua

Ingerir una buena cantidad de agua lo largo del día ayuda a reducir la retención de líquido almacenado en el cuerpo. Si no se bebe la suficiente agua, los riñones se vuelven perezosos y como resultado cargan la mayor parte de su trabajo no realizado al hígado.

- De 3 a 5 tazas de té verde al día

Los estudios muestran que es posible quemar entre un 35% y un 43% más de grasa si se beben de 3 a 5 tazas de té verde al día.

- Ejercicio físico

Añadir un poco de actividad física a la rutina diaria ayuda a perder peso de forma rápida y efectiva.

- Caminar a diario

El reto: caminar un mínimo de 10.000 pasos al día para quemar cerca de 100 calorías extra cada día. El resultado, perder más de 20 kilos al año con un mínimo esfuerzo.

- Seguir una dieta rica en frutas y verduras

Incluir frutas y verduras en la dieta, además de ser muy saludable, ayuda a perder peso de forma eficiente ya que ingerirlas, sobre todo, crudas, obliga al cuerpo a hacer un esfuerzo extra en la quema de calorías. 

- Comer alimentos ricos en fibra

Añadir alimentos ricos en fibra en la dieta diaria ayuda a sentirse saciado. De hecho, si seguimos un menú variado y rico en fibra, proteínas y agua, la sensación de plenitud será grande y los niveles de energía, altos durante todo el día.

- El desayuno es básico

Es muy importante no saltarse el desayuno para evitar la restricción calórica a lo largo del día y las situaciones de ansiedad a diferentes horas. La primera comida del día debe ser sana para activar el metabolismo y empezar el día con energía. 

- Antes de las comidas

Beber un vaso de agua o un zumo de vegetales antes de las comidas saciará el apetito y evitará la ingesta de una mayor cantidad de calorías innecesarias.